Sistema Agroalimentario Sostenible

Un sistema alimentario sostenible “Es aquel que garantiza la seguridad alimentaria y la nutrición de las personas de tal forma que no se pongan en riesgo las bases económicas, sociales y ambientales de la seguridad alimentaria de futuras generaciones.” (HLPE, 2014).

Para atender las necesidades alimentarias y nutricionales de una población mundial cada vez más rica y urbanizada y al mismo tiempo, preservar los recursos naturales y productivos, los sistemas alimentarios deben de experimentar cambios en sus modelos productivos y en los patrones de consumo, con el fin de lograr una mayor eficiencia en el uso de los recursos, y una mayor eficiencia y equidad en el consumo de alimentos encaminando el sistema hacia dietas más sostenibles.

Según establece la FAO, es importante abordar de manera equilibrada los aspectos sociales, económicos y ambientales para garantizar la sostenibilidad. Descuidar una de estas dimensiones compromete el logro de la sostenibilidad en las demás.

En las últimas décadas, cada vez son más los países y las regiones a nivel mundial que han comenzado a incorporar consideraciones de sostenibilidad en sus políticas alimentarias. Entre estas consideraciones se incluyen, por ejemplo, las siguientes:

Preferir alimentos locales

Elegir productos de temporada

Reducir el desperdicio de alimentos

Consumir pescado de reservas y modalidades de pesca sostenibles

Impulsar la producción y el consumo de productos ecológicos

Aumentar la alimentación basada principalmente en alimentos de origen vegetal y consumir carne de manera equilibrada

Reducir la ingesta de alimentos altamente procesados ​​y bebidas azucaradas, etc

A continuación, desgranamos las diferentes estrategias que se están desarrollando y que de una manera directa o indirecta están implicadas en la consecución de un Sistema Agroalimentario Sostenible:

Objetivos de desarrollo sostenible

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva Agenda de desarrollo sostenible (ODS). Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.

Gran parte de los objetivos están directa o indirectamente relacionados con el objetivo de lograr la sostenibilidad del sistema agroalimentario:

S_SDG goals_icons-individual-rgb-02

Busca poder asegurar la seguridad alimentaria de las futuras generaciones mediante profundas reformas en la agricultura, silvicultura y acuicultura, que redunden en un sistema agrario y alimentario capaz de proveer a toda la población mundial, asegurando a su vez que los recursos naturales  seguirán disponibles para las futuras generaciones.

El sector de la agricultura es el mayor empleador del mundo y proporciona medios de vida al 40% de la población mundial actual.

S_SDG goals_icons-individual-rgb-06

La disponibilidad de agua libre de impurezas y accesible para todos es una base esencial para la sostenibilidad del planeta.

Aproximadamente el 70% de todas las aguas extraídas de los ríos, lagos y acuíferos se utilizan para el riego de cultivos.

S_SDG goals_icons-individual-rgb-12

Se basa, entre otros, en fomentar el uso eficiente de los recursos y la energía; entre los que se incluyen los necesarios para el sector primario; y la creación de empleos ecológicos. La degradación de la tierra, la disminución de la fertilidad del suelo, el uso insostenible del agua, la sobrepesca y la degradación del medio marino están disminuyendo la capacidad de la base de recursos naturales para suministrar alimentos.

El sector de la alimentación representa alrededor del 30% del consumo total de energía en el mundo.

S_SDG goals_icons-individual-rgb-13

Se centra en la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, consiguiendo que los países puedan tener una actividad económica más sostenible y más respetuosa con el medio ambiente.

El sector agroalimentario es responsable del 22% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero. 

S_SDG goals_icons-individual-rgb-14

En la actualidad, existe un continuo deterioro de las aguas costeras, debido a la contaminación y la acidificación de los océanos, que está teniendo un efecto adverso sobre el funcionamiento de los ecosistemas y la biodiversidad, y que también está afectando negativamente a la pesca de pequeña escala.

Los océanos sirven como la mayor fuente de proteínas del mundo. Más de 3.000 millones de personas dependen de los océanos como fuente principal de proteínas.

S_SDG goals_icons-individual-rgb-15

La deforestación y la desertificación, provocadas por las actividades humanas y el cambio climático, suponen grandes retos para el desarrollo sostenible. El 30.7% de la superficie terrestre está cubierta por bosques y estos, además de proporcionar seguridad alimentaria y refugio, son fundamentales para combatir el cambio climático, pues protegen la diversidad biológica. Al proteger los bosques, también podremos fortalecer la gestión de los recursos naturales y aumentar la productividad de la tierra.

Se pierden 12 millones de hectáreas cada año (23 hectáreas por minuto) a causa de la desertificación. 

Agenda Euskadi Basque Country 2030

La Agenda Euskadi Basque Country 2030 refleja el grado de alineamiento y contribución del Programa de Gobierno, y de las políticas  sectoriales que lo desarrollan, con los objetivos y metas vinculados a los 17 ODS.

De esta manera, vincula el Programa de Gobierno y la Agenda de Naciones Unidas, respondiendo al espíritu de ésta teniendo en cuenta que los Objetivos de Desarrollo Sostenible no se conciben para decirnos lo que tenemos que hacer, sino para definir un contexto universal común  que nos ayude a fijar prioridades teniendo en cuenta nuestra realidad territorial.

La Agenda Euskadi Basque Country 2030 se focaliza en aquellos objetivos y compromisos del Programa de Gobierno que tienen una vinculación más estrecha con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y sobre los que se realizará un seguimiento específico a través de los instrumentos y cauces de gobernanza que la propia Agenda establece.

La alineación del Programa de Gobierno con la Agenda 2030 de Naciones Unidas se refleja en el siguiente esquema:

agenda-euskadi-basque-country-2030_Página_08

European Green Deal (Pacto Verde Europeo)

El Pacto Verde Europeo es una hoja de ruta para hacer que la economía de la UE sea sostenible transformando los retos en materia de clima y medio ambiente en oportunidades en todas las áreas de actuación y haciendo que la transición sea justa e integradora para todos.

Abarca todos los sectores de la economía, especialmente los del transporte, la energía, la agricultura, los edificios y las industrias, como las de la siderurgia, el cemento, las TIC, los textiles y los productos químicos.

Objetivos generales

Reducir las emisiones netas de GEI en al menos un 55 % de aquí a 2030, en comparación con los niveles de 1990.

Neutralidad climática para 2050.

Ámbitos de acción

Clima
Energía
Agricultura
Industria
Medio ambiente y océanos
Transporte
Financiación y desarrollo regional
Investigación e innovación

Basque Green Deal

El Basque Green Deal (BGD) recoge los objetivos de reducción de emisiones y de generación de energía renovable, pero no se limita a esos ámbitos, ya que nace como modelo económico con la industria y la tecnología como principales palancas, por lo que ciencia, tecnología, economía circular, industria, transición energética o la propia cadena de la alimentación se alinean con un mismo objetivo: el desarrollo justo y sostenible.

Este modelo competitivo de futuro va a requerir un nuevo contexto normativo para lo que el Gobierno Vasco trabaja ya en una nueva Ley de Transición Energética y Cambio Climático alineada con las directivas e indicadores europeos. La ley se erige como la herramienta que permitirá avanzar en los objetivos de reducción de emisiones, de generación de energía renovable, y estará inspirada en el principio de neutralidad tecnológica.

Las líneas de trabajo, alineadas con los grandes principios de Pacto Verde Europeo, son las siguientes:

  • Ekiola, creación de cooperativas para la energía fotovoltaica
  • Plan Territorial Sectorial de energías renovables
  • Nuevos parques eólicos
  • Programa Gauzatu Energía para la financiación de inversiones de energías limpias en los municipios de Euskadi
  • Hub de Economía Circular
  • Basque Ecodesign Centre
  • Herramienta para la reducción de la huella de carbono
  • Estrategia vasca del Hidrógeno
  • Energy Intelligence Center
  • Gigafactoria Basquevolt
  • Mubil, centro de electromovilidad
  • Plan Renove
  • Ley de Patrimonio Natural
  • Mejora de indicadores ambientales de agua, suelo y aire
  • 100% de sistema de saneamiento acometido para 2030
  • Programas de apoyo a la agricultura ecológica y el producto KM0
  • Iniciativa contra el despilfarro alimentario
  • Apoyo al desarrollo rural y litoral
  • Relevo generacional en el sector primario

Farm to Fork (De la Granja a la Mesa)

En 2020 la Comisión Europea publicó la Estrategia de la Granja a la Mesa para un sistema alimentario más justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente.

Esta Estrategia está enmarcada en el Pacto Verde Europeo (Green Deal) y tiene como objetivo facilitar la transición hacia un sistema alimentario que proteja la Seguridad Alimentaria y que garantice el acceso a Alimentación Saludable y Sostenible, reduciendo el Desperdicio Alimentario.

La Estrategia abarca medidas en toda la cadena de producción y consumo de alimentos, incluyendo el sector primario. Las políticas agraria y pesquera común (PAC y PPC) seguirán siendo los instrumentos clave para apoyar al sector primario en la transición hacia sistemas alimentarios sostenibles, para lo que deberán reflejar las aspiraciones del Pacto Verde e impulsar prácticas sostenibles a través de nuevos flujos de financiación.

Entre los principales objetivos de esta estrategia destacan la reducción del uso y el riesgo de plaguicidas químicos, de fertilizantes y de antimicrobianos y el aumento hacia la producción ecológica.

Esta estrategia no es un documento legislativo sino una hoja de ruta que enmarca un conjunto de iniciativas a poner en marcha en los próximos años, y que en muchos casos conllevarán cambios que establecerán un marco normativo para los sistemas alimentarios sostenibles.

Objetivos generales "Farm to Fork"

Reducir la huella ambiental y climática del sistema alimentario

Liderar una transición mundial hacia la sostenibilidad competitiva de la granja a la mesa

Aprovechar las nuevas oportunidades

Crear un sistema alimentario fuerte y resistente

Algunas de las actuaciones que propone la Comisión en los diferentes ámbitos son las siguientes:

  • Plan de contingencia para garantizar el suministro de alimentos y la seguridad alimentaria en tiempos de crisis, que incluirá medidas de evaluación y gestión del riesgo y mecanismos de respuesta coordinada.
  • Refuerzo de la evaluación del riesgo de los plaguicidas para el medio ambiente y desarrollo de nuevos indicadores relativos a las estadísticas sobre plaguicidas.
  • Intensificación de la lucha contra el fraude alimentario, a fin de lograr unas condiciones de competencia equitativas para los operadores y reforzar las facultades de las autoridades de control y vigilancia.
  • Propuesta de objetivos jurídicamente vinculantes para reducir el desperdicio de alimentos en toda la UE para 2023.
  • Revisión de las normas sobre etiquetado de consumo preferente y fecha de caducidad.
  • Revisión de la Directiva sobre el uso sostenible de los plaguicidas, mejorando las disposiciones relativas a la gestión integrada de plagas y promoviendo un mayor uso de métodos alternativos seguros para proteger las cosechas de plagas y enfermedades
  • Fomento del uso de plaguicidas que contengan sustancias activas biológicas
  • Plan de acción para la gestión integrada de nutrientes (fósforo y nitrógeno)
  • Plan de acción sobre la Agricultura Ecológica, que garantice el desarrollo económico sostenible del sector y fomente la demanda de estos productos
  • Revisión del programa de promoción para productos agrícolas con miras a aumentar su contribución a la producción y el consumo sostenible
  • Mejora de las normas agrícolas que fortalecen la posición de los agricultores, sus cooperativas y organizaciones de productores en la cadena de suministro de alimentos.
  • Promoción del uso prudente y responsable de antimicrobianos en animales.
  • Aplicación de los nuevos reglamentos sobre medicamentos veterinarios y piensos medicamentosos.
  • Apoyo a los métodos de producción ganadera más sostenibles y eficientes en materia de carbono, como piensos que ayuden a reducir la huella de gases de efecto invernadero y la contaminación del agua y del aire asociadas.
  • Revisión de la normativa sobre bienestar animal relativas al transporte y al sacrificio de animales
  • Análisis de opciones para el etiquetado del bienestar animal que vincule los esfuerzos de sostenibilidad en las explotaciones ganaderas con la demanda de la ciudadanía
  • Intensificación de esfuerzos para lograr que las poblaciones de peces se sitúen en niveles sostenibles, por ejemplo, mediante la reducción del despilfarro que suponen los descartes.
  • Evaluación del abordaje de los riesgos provocados por el cambio climático.
  • Iniciativas para garantizar la sostenibilidad de los alimentos marinos y el acceso a fuentes de proteínas con una huella de carbono reducida.
  • Revisión de la estrategia para la acuicultura, con el fin de alentar la producción y el consumo de alimentos marinos más diversificados y fomentar niveles elevados de protección medioambiental y bienestar animal.
  • Habilitar todo el potencial de los alimentos sostenibles a base de algas y las materias primas alternativas para piensos.
  • Orientación de la industria alimentaria hacia prácticas que permitan que la opción saludable y sostenible sea la más sencilla para las personas consumidoras.
  • Iniciativas para la reformulación de los alimentos procesados
  • Elaboración de perfiles nutricionales para restringir la promoción de alimentos con alto contenido en grasas, azúcares y sal.
  • Fomento de la investigación para aumentar la disponibilidad y el abastecimiento de proteínas alternativas, como las proteínas vegetales, microbianas, marinas y basadas en insectos, y los sustitutos de la carne.
  • Fomento de los compromisos voluntarios mediante un Código de conducta de la UE para prácticas empresariales y de marketing responsables
  • Aclaración de las reglas de competencia para iniciativas colectivas que promueven la sostenibilidad en las cadenas de suministro.
  • Creación de un marco de etiquetado de alimentos sostenibles, incorporando aspectos nutricional, climático, medioambiental y social.
  • Indicaciones de origen o de procedencia obligatoria para determinados productos
  • Etiquetado obligatorio sobre propiedades nutritivas en la parte frontal de los envases.
  • Armonización de las declaraciones ecológicas voluntarias.
  • Promoción de alimentación saludable y sostenible en las escuelas e instituciones públicas

Página actualizada el