Planifica tus menús

Según estimaciones oficiales, un tercio de los alimentos producidos acaban en el vertedero. Cuando tiramos alimentos, además de dinero, estamos despilfarrando recursos como agua y energía contribuyendo así al cambio climático.

Una adecuada planificación de las comidas y escribir una lista de compras nos ayudará a prevenir el desperdicio de alimentos y a ahorrar tiempo y dinero.

Asimismo, una buena planificación nos puede ayudar también a mejorar nuestra nutrición, a reducir el estrés (por ejemplo, solucionar el «qué hay para cenar») y hacer que el viaje al mercado local o al “super” sea mucho más eficaz y fácil.

La manera en que planifiquemos las comidas dependerá de lo que funcione mejor para cada situación personal o familiar: el tiempo disponible para las compras o las comidas, si realizamos un menú semanal o diario, el número y el tipo de comensales, etc.

Es conveniente desarrollar ciertos hábitos que nos ayuden a comprar lo que realmente necesitamos.

A continuación, os proponemos algunas ideas para la planificación de alimentos y aprovechar al máximo los alimentos: