Cambio Climático

El “cambio climático” es un cambio de clima atribuido, directa o indirectamente, a la actividad humana, que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables, según la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El principal cambio atribuible a la actividad humana es el aumento global de la temperatura del planeta consecuencia de la emisión de gases de efecto invernadero (GEI). El aumento de la utilización de los combustibles fósiles cómo materia prima para la generación energía iniciado en la revolución industrial del siglo XVIII y los cambios en el uso de la tierra para dar respuesta a los modelos de producción intensiva de alimentos, son los principales responsables del aumento de las emisiones de GEI.

En 2017, el calentamiento global del planeta alcanzó 1ºC respecto a los niveles preindustriales. Está derivando en la pérdida de biodiversidad, derretimiento de glaciares, fenómenos climáticos extremos, acidificación de océanos, cambios en los hábitats, aumento del nivel del mar, etc.

En el acuerdo de París, firmado por 197 países, se acordó mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2ºC con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5ºC, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático. Teniendo en cuenta el ritmo de calentamiento actual, alcanzaríamos los 1,5ºC en 2040.

Novedades sobre Cambio Climático